Fíate de quienes no te quieren bien

A todas nos gusta que nos traten bien, que nos quieran. Incluso hay quien le agrada que le doren la píldora. Que le digan que todo lo que hace está bien. Nos cuesta recibir bien las críticas. Sin embargo, sólo éstas nos ayudan a mejorar, a salir de la autocomplacencia y a crecer. Por tanto, son necesarias. El ambiente no las propicia y tampoco hemos aprendido a desarrollar un pensamiento crítico coherente. Aun así haremos bien en hacer caso a quienes nos critican, incluso aunque pensemos que no tienen razón. ‘El País’ publica una interesante reflexión sobre esto, titulada ‘El enemigo, ese gran aliado’

 

Sin comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar